Riesgos del consumo de alcohol


El alcohol puede afectar su capacidad de razonamiento y juicio cada vez que bebe. El consumo prolongado de alcohol daña las neuronas. Esto puede provocar un daño permanente a su memoria, a su capacidad de razonamiento y a la forma como se comporta.

 

El consumo prolongado de alcohol aumenta sus probabilidades de:

  • Sangrado de estómago o esófago.
  • Inflamación y daños en el páncreas. Su páncreas produce sustancias que el cuerpo necesita para funcionar bien.
  • Daño al hígado, a menudo lleva a la muerte.
  • Desnutrición.
  • Cáncer de esófago, hígado, colon, cabeza y cuello, mamas y otras áreas.

Con frecuencia, las personas beben para sentirse mejor o bloquear sentimientos de tristeza, depresión, nerviosismo o preocupación.

Las familias a menudo resultan afectadas cuando alguien en la casa consume alcohol. La violencia y los conflictos en el hogar son mucho más probables.

Beber demasiado alcohol, puede hacerle daño a usted o a otros y puede llevar a:

  • Accidentes automovilísticos
  • Hábitos peligrosos en las relaciones sexuales, lo que puede llevar a embarazos no planificados o no deseados y infecciones de transmisión sexual
  • Caídas, ahogamiento y otros accidentes
  • Suicidio
  • Violencia, agresión sexual o violación y homicidio