Los daños psicológicos de la dependencia a las drogas


Las razones y circunstancias que conducen a que una persona consuma sustancias de forma adictiva son siempre diferentes. Sin embargo, se pueden establecer similitudes, en cuanto a las consecuencias en los casos graves de adicción a sustancias.

 

 Falta de sentido en la vida. Uno de los aspectos que se suele repetir en la mayoría de los casos, es el sentimiento de que la vida no tiene sentido y la falta de motivación para progresar.

Baja autoestima y sentimiento de autoeficacia. Las personas adictas se perciben como no merecedoras de cosas buenas, se catalogan como “perdedores”. Sienten que han perdido la dignidad y que no son “nadie”.

Crisis en las relaciones sociales y pérdida de control. Aparecen las ausencias, faltas en eventos familiares, desinformación de las familias respecto al estado de salud.

Complicaciones a nivel laboral. Llegadas tarde que se suceden con ausencias, accidentes en el trabajo por cansancio o como efecto residual de ese consumo que no se pudo evitar antes de empezar la jornada laboral.

Efectos colaterales del punto de vista biológico. Cardiopatías, problemas de circulación, disfunciones y patologías en diversos órganos, en especial el hígado, formación de úlceras, deterioros en el sistema nervioso.