Las cinco sustancias más adictivas


La capacidad de adicción de una droga depende de muchas circunstancias, como la activación del sistema de la dopamina del cerebro o la sensación de placer.

1. La heroína, por además de ser probablemente la droga más adictiva del mundo, ser también la más peligrosa ya que la dosis que puede causar la muerte es solo cinco veces mayor que la necesaria para colocarse.

2. La cocaína, que interfiere de forma preferencialmente directa en el uso que el cerebro hace de la dopamina, para transmitir mensajes de una neurona a otra.

3. La nicotina, que cuando nos fumamos un cigarrillo, es absorbida rápidamente por los pulmones y transmitida al cerebro, hasta llegar a modificar nuestra conciencia, sutilmente.

4. Los barbitúricos (“tranquilizantes”), interfieren en las señales químicas del cerebro, lo cual hace que diversas regiones cerebrales dejen de funcionar, o lo hagan de forma defectuosa.

5. El alcohol, causa de muchos y variados efectos en el cerebro de sobra conocidos.