Desintoxicación Hospitalaria


Información

desintoxicacion_hospitalaria1Muchas personas tratan de escapar de la adicción por si mismas sin éxito, porque no cuentan con el apoyo clínico suficiente que les permita mantenerse abstinentes. Necesitan un programa de desintoxicación seguro, planificado y adaptado a sus necesidades.

Existen diversas modalidades asistenciales de tratamiento de la adicción a sustancias. En la mayoría de los casos la fase de desintoxicación puede realizarse de manera ambulatoria. Sin embargo, en ocasiones que se determinan tras la evaluación inicial, es necesario el ingreso hospitalario en unidades de desintoxicación especializadas.

La derivación a estas unidades está pensada para aquellos pacientes con complicaciones añadidas en su estado de salud, condiciones éstas que comprometan el éxito del tratamiento ambulatorio. El índice de éxito de la fase hospitalaria de desintoxicación es del 100%.

Antes de comenzar el tratamiento evaluaremos tu estado de salud, tanto a nivel físico como neurológico, a través de pruebas clínicas que nos permitan obtener una visión amplia de tus parámetros bioquímicos, neurobiológicos y nutricionales.

Durante el tiempo que dura la hospitalización, entre 48 horas y 5 días, se monitorizan las constantes vitales y se recogen periódicamente muestras de sangre y orina, que nos sirven para controlar la evolución y llevar un seguimiento exhaustivo de todo el proceso. Con un tratamiento farmacológico y clínico especializado, evitaremos la aparición de cualquier complicación. Utilizamos los medicamentos más eficaces que la investigación clínica ofrece, supervisando el proceso de principio a fin para maximizar tu confort.

desintoxicacion_hospitalaria2

Durante la estancia hospitalaria estarás bajo la atención médicos, enfermeras y psicólogos especializados en tus dificultades, encargados de evaluar conjuntamente tus funciones neurológicas y fisiológicas, observando en todo momento la evolución del proceso de desintoxicación, con controles rigurosos, garantizando tu seguridad.

Regulamos los neurotransmisores implicados en los circuitos de la recompensa y el placer, gravemente alterados. A lo largo del proceso irás experimentando una evolución y mejora muy significativas; un cambio drástico que marca el inicio del camino hacia una nueva vida. Numerosos indicadores asociados a la adicción, tales como el desequilibrio de los estados emocionales, las alteraciones de sueño, el nerviosismo y la distorsión de pensamiento, se normalizarán rápidamente.

 

Lógicamente, desintoxicación no es curación. Esta fase del tratamiento no es sino el primer eslabón de una compleja cadena, que supone la continuidad de nuestro apoyo dentro de un plan terapéutico individualizado. Al alta hospitalaria continuarás con tu programa personalizado de tratamiento, una vez hayas dejado atrás el primer escoyo: suprimir el síndrome de abstinencia.

Alcanzar la abstinencia constituye un factor motivacional crucial, que nos permite devolverte el bienestar y avanzar de forma conjunta en el camino hacia la vida.