Adicción a los juegos de azar


Aparece cuando una persona se divierte jugando a un juego de azar que le ofrece la oportunidad de ganar, y conduce a un deseo de continuar jugando de forma extrema.

El juego tiene como característica el deseo de arriesgar algo de valor, con la esperanza de obtener algo de un valor aún mayor.

Una persona propensa a la ludopatía, va a apostar continuamente, va a ocultar su comportamiento, va a agotar los ahorros, va a acumular deuda, o incluso puede recurrir al robo o al fraude para poder seguir con su adicción.

El juego compulsivo es una enfermedad grave que puede destruir vidas. Aunque la salida de la ludopatía puede ser difícil, muchos jugadores compulsivos han podido curarse, con ayuda profesional.